Métodos y técnicas de datación

Métodos y técnicas de datación

COMIENZO
SIGUIENTE CAPÍTULO: Periodización en la Prehistoria

 

Como ya hicimos referencia en el apartado del «concepto de la prehistoria«, los métodos y técnicas de datación son imprescindibles a la hora de obtener registros de calidad arqueológica. De este modo, me gustaría explicaros a grandes rasgos en qué consisten y por qué son importantes a la hora de entender la prehistoria.

Técnicas de datación

1. La prospección arqueológica

La prospección arqueológica consiste en la recogida de información tanto material como inmaterial dándose de este modo una investigación extensiva de grandes territorios y superficies.

El objetivo final de la prospección es reconocer el mayor número de yacimientos. Esto lo conseguiremos a partir de la prospección a nivel de superficie, prospección del subsuelo o la prospección aérea.

Prospección a nivel de superficie

La prospección a nivel de superficie se realiza de manera sistemática, seleccionando solamente un área (sea un río, un valle, un campo…) dentro de la cual se realizan en los diferentes transectos (zona concreta del área para investigar) divididos en prospectores (separados entre 1 y 2 metros entre sí), las muestras  que necesitamos, marcadas al mismo tiempo por un plano para terminar procediendo a la excavación propiamente dicha.

En este contexto, los mapas y la cartografía son una herramienta imprescindible para la prospección, ya que su función es darnos una idea de la geografía en general y orografía en concreto del terreno que queramos investigar.

Hay veces que no se opera de una sola manera en el muestreo. Algunas veces habrá que dividir el terreno a escala 1:50.000 (escala del mapa topográfico nacional) y otras por estratos.

Lo que se quiere plasmar al fin y al cabo en la prospección de superficie, es la obtención de una muestra de la población de origen que sea representativa estadísticamente de la población total.

Prospección del subsuelo

Si queremos proceder a la prospección del subsuelo, tenemos que tener en cuenta la resistencia del terreno en el que nos encontramos. Para ello han ido evolucionando diferentes técnicas y modalidades:

Imagen 1

Imagen 1 – Imagen sacada de: CARTOMEX. Soluciones Geográficas para Decisiones Inteligentes [en línea]. [Consulta: 04 de noviembre de 2020]. Disponible en web <https://www.cartomex.com/tomografia-electrica-resistiva.html>


En primer lugar, podemos hablar de la prospección eléctrica, la cual permite analizar el perfil eléctrico del terreno para poder ver si es posible hacer una excavación del yacimiento más profunda. Hoy en día esta técnica es de las más utilizadas ya que, consiste en pasar por el territorio una especie de plancha conectada a un ordenador para obtener el perfil de electricidad de la zona.

Imagen 2

Imagen 2 – Imagen sacada de: PPCTEOTIHUACAN. Proyecto Complejo Plaza de las Columnas [en línea]. [Consulta: 04 de noviembre de 2020]. Disponible en web: <http://ppcteotihuacan.org/es/trabajo-de-campo/geofisica/>


La prospección geofísica se hace a partir de un georradar. Esto lo que permite es el análisis más profundo del yacimiento como por ejemplo tumbas, criptas o murallas.

Por último, la prospección magnética o Arqueomagnetismo, se encarga del estudio magnético que rodea a la Tierra, realizado en muestras de rocas, para averiguar la intensidad y dirección que ha ido experimentando el campo geomagnético en épocas pasadas.

Imagen 3

Imagen 3 – Imagen sacada de: IEGA GEOFÍSICA. Prospección magnética [en línea]. [Consulta: 04 de noviembre de 2020]. Disponible en web: <https://www.iega.es/metodos/prospeccion-magnetica>

Prospección aérea

La prospección aérea, como bien indica su nombre, es la encargada de fotografiar a una cierta altura y espacio el área que queremos investigar. Esta forma de prospección lo que nos permite es la obtención de los contornos de las infraestructuras del yacimiento.

Imagen 4

Imagen 4 – Imagen sacada de: El alcalde de Castro de Rei está «satisfecho» con la ampliación de los yacimientos del Castro de Viladonga [en línea] Radio Lugo: Cadenaser, 04/08/2017 [Consulta 2020-11-04]. Disponible en internet: https://cadenaser.com/emisora/2017/08/04/radio_lugo/1501839314_259429.html


Su origen lo entramos en la Segunda Guerra Mundial como método de espionaje contra el enemigo.

2. Las técnicas de excavación

Tras la realización de trabajos de campo en una determinada región geográfica por la técnica de prospección, damos paso a un examen más exhaustivo de la zona concreta mediante otro método arqueológico: la excavación.

El objetivo principal es la obtención de datos arqueológicos y la relación entre ellos para explicar las estructuras latentes. Para poder obtener esos datos, son necesarias técnicas muy específicas para no dañar la muestra.

Imagen 5 y 6 – Imagen sacada de: Descubren un nuevo grupo humano que vivió en la Edad de Hielo [en línea] Kiosco Úh: Ultimahora, 05/06/2019 [Consulta 2020-11-04]. Disponible en internet: https://www.ultimahora.com/descubren-un-nuevo-grupo-humano-que-vivio-la-edad-hielo-n2823764.html


El método arqueológico es universal y por tanto válido para cualquier excavación. Este método consiste en dotar de coordinadas los objetos más significativos y reconocibles del yacimiento a partir de 3 coordenadas (x, y, z) que comenzarán en el punto 0 siendo la Z la profundidad y la X y la Y los ejes.

Una excavación la podemos dividir en dos partes:

→ Una primera parte de sondeo, que suele ser generalmente una zona lateral, es decir, un corte vertical que nos permite reconocer la estratigrafía del yacimiento, tomando partido profesionales de otras áreas como geólogos, paleontólogos, palinólogos, etc.

→ En una segunda parte se procederá a la excavación horizontal propiamente dicha tal y como la conocemos.

Métodos o sistemas de datación

Los métodos o sistemas de datación se subdividen en sistemas relativos y sistemas absolutos. Normalmente lo que se hace primero es utilizar una aproximación relativa, explicada más arriba y posteriormente se precisa con la datación absoluta.

1. Relativos

Los métodos relativos no consisten en fechar el yacimiento en sí, sino el contexto en su conjunto. Los procedimientos tradicionales que seguimos para ello son por ejemplo mediante la tipología o la estratigrafía entre otros.

La tipología consiste en ordenar los objetos por complejidad, consiguiendo de esta forma ir de lo más simple a lo más complejo. La estratigrafía por su parte, ordena los objetos por capas de sedimentos.

Relación a hechos geológicos

Como su propio nombre indica, estas dataciones hacen referencia a todos aquellos procesos y métodos geológicos que nos ayudan a obtener referencias o datos a una cronología que aún no es conocida en un yacimiento concreto.

Nos podemos centrar en cuatro grandes grupos:

  • La cronoestratigrafía es un método muy discutido ya que estudia la edad de los estratos rocosos en relación con el clima. Esto puede incitar a error ya que el clima no es universal, sino que cada región tuvo un clima diferente.
  • Los depósitos lacustres o las denominadas como «varvas glaciares» es un método más preciso que consiste en analizar los sedimentos finos que se forman en lagunas glaciares y que van produciendo, gracias al deshielo, torrentes y corrientes de aire que se van alejando arrastrando consigo al mismo tiempo material orgánico.
  • Los depósitos de Loess son depósitos de polvo transportados por vientos fuertes en épocas glaciares, depositándose lejos del glaciar en forma de arena muy fina denominada como loess. Por ejemplo Bordes consiguió clasificar todas las etapas de las industrias líticas del achelense, solutrense, etc. estudiando los depósitos de Loess en el centro de Europa.
  • Las terrazas cuaternarias las subdividimos por un lado en terrazas fluviales y por otro en terrazas marinas:
    • En las terrazas fluviales encontramos materiales del curso alto que se fueron depositando por la fuerza de la corriente en los cursos medio y bajo. Estas terrazas se han utilizado para datar sobre todo las industrias arcaicas y achelenses, ya que los homínidos acudían a las terrazas de los ríos para fabricar sus útiles.
    • Las terrazas marinas se forman debido a ciclos continentales y marinos debido a periodos glaciares e interglaciares.

Relación a hechos paleolontológicos

Estas dataciones nos aportan una información más rica. De este modo, se produce continuamente la sustitución de unas especies por otras de tal modo que es posible llegar a una reconstrucción del entorno y la consiguiente información alimenticia.

Así por ejemplo, la microfauna es muy sensible a los cambios climáticos que se puedan producir. La macrofauna, por el contrario, se adapta mejor al clima por lo que es un condicionante que nos aporta una información más realista del entorno. Del mismo modo, podemos hablar de malacología (estudio de los restos de moluscos), mesofauna (aves, reptiles y anfibios) o directamente de la paleoantropología (restos de homínidos).

Relación a hechos paleobotánicos

En cuanto a la relación a los hechos paleobotánicos, cabe destacar el estudio de la Antrocología, la Palinología y la Dendrocronología. Por Antracología entendemos el estudio de microfósiles vegetales tales como madera o semillas haciendo de este estudio algo muy importante para la etapa en la que se comienza la domesticación de los cereales  como es la cebada o el trigo en el Neolítico Precerámico a partir del 9.000 a.C. y más concretamente, en la cultura PPNA.

La Palinología, por su parte, es el estudio de los pólenes y las esporas siendo un método muy eficaz no solamente para la Prehistoria, sino también para otras ciencias como la Arqueología, Climatología, Estratigrafía o Geología.

La Dendrocronología en cambio, es el sistema de datación relativa por excelencia. El origen de estos estudios lo podríamos datar al momento justo en el que los arqueólogos se dieron cuenta en un yacimiento de los indios puebla en Estados Unidos que vivían en cabañas en un pino (pinus aristrata) de una edad entre 4.000 y 5.00 años, de que se podían establecer secuencias temporales si estudiaban los anillos de crecimiento de esos pinos. Por lo tanto, la dendrocronología es un método bastante exacto  y eficaz para datar la cronología de un determinado lugar. Como cada método, no es un método universal, sino que se reduce a un ámbito más regional.

Relación a isótopos de oxígeno

Aquí estaríamos hablando del estudio de las paleotemperaturas en los procesos glaciares e interglaciares a partir de isótopos de oxígeno (O16 y O18).

Este es un método bastante moderno que pusieron en práctica los americanos en sus expediciones polares. La idea que se esconde detrás de todo esto es, ya que el clima del planeta está regido por los océanos, si consiguiéramos saber qué temperatura había en ellos, obtendríamos por consiguiente la temperatura del planeta. En una breve y general explicación sobre en qué consiste exactamente, hay que decir que los isótopos de oxígeno del O16 y el O18 se evaporan ambos en períodos más calurosos. En períodos fríos en cambio, solamente se evapora el O16, ya que el O18 es más pesado. El objetivo final es conseguir conocer la diferencia que queda entre el O16 y el O18 en un determinado momento para poder establecer un termómetro.

2. Absolutos

Normalmente se utiliza primero una aproximación relativa, para después proceder a una datación absoluta. La datación absoluta por lo tanto fecha objetos y zonas concretas estableciendo por consiguiente una secuencia temporal denominada como relojes radiactivos.

A continuación explico algunos de los métodos absolutos más utilizados para datar aunque hay que destacar que no son los únicos (destacamos otros como las huellas de fisión, la datación por fluor o la recemización de los aminoácidos).

Carbono 14

El método del carbono 14 se lo podemos agradecer a Willard Frank Libby (1908-1980), quien consiguió las primeras fechas en 1950 en la Universidad de Chicago recibiendo por ello el Premio Nobel de Química. En España por su parte, hay tres centros que tiene la posibilidad de poner en práctica este método: el Centro de Instrumentación Científica de la Universidad de Granada; el Instituto Rocasolano del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Madrid; y la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Barcelona.

Este método se basa en que  el C14 es absorbido continuamente por las plantas en la fotosíntesis o por los animales y seres humanos al comer esos vegetales o simplemente al respirar. Su proporción es prácticamente constante en toda la Tierra, puesto que con la misma velocidad que se forma, se desintegra pasando a ser nitrógeno. Esto mismo pasa con los seres vivos.

La situación cambia cuando  el ser vivo, animal o planta muere pasando a ser un sistema cerrado en el que no se recuperan los átomos que se pierden.

Los materiales que se miden con el Carbono 14 tienen que ser siempre orgánicos (carbón vegetal, semillas, madera, huesos, pieles, conchas, etc.). En este sentido, cabe destacar la importancia que pueda llegar a tener la contaminación en todo este proceso, ya que puede falsear los datos. Por ello, las muestras deben haber estado el mayor tiempo posible protegidas, pudiendo eliminar en laboratorios sin mayor dificultad la contaminación inherente (ácidos húmicos, sales carbonatadas…).

La datación de este método es fechada en BP teniendo en cuenta que el presente que es el año 1.950. Hay que tener además mucho cuidado a la hora de datar: por ejemplo no es lo mismo datar la capa de dentro de un árbol que la de fuera.

Como en cada método, existen ciertas complicaciones:

  • Por una parte nos encontramos que la cantidad de C14 en la atmósfera ha variado a lo largo de la historia. Esto puede deberse a varios factores como la actividad solar o el magnetismo o factores más actuales en el tiempo como es la industrialización o las pruebas nucleares. La curva de calibración de esas cantidades las podemos conseguir gracias al ya nombrado método de la Dendrocronología.
  • En la actualidad se está discutiendo la cantidad que Carbono 14 que pueda existir en cada hemisferio.

Potasio/Argón

Este método sirve para datar a los homínidos más antiguos porque la vida media del potasio radiactivo es muy superior a la del Carbono 14 por ejemplo. Se basa en la desintegración del Potasio (K40) en Argón (Ar40) y lo que se calcula es el porcentaje de Potasio que queda en una muestra.

Uranio/Torio

El método del Uranio/Torio es hoy en día de los más populares, puesto que se pueden datar muestras de más de 40.000 años BP. El Uranio (U234) se encuentra de manera natural y gran abundancia en la naturaleza y en lo que se va  a basar este método es una vez más en el análisis de la cantidad desintegrada del Uranio en Torio (Th230) con el paso del tiempo. De este modo, se medirá el porcentaje que existe de ambos elementos en una muestra: cuanto más antiguo, más Uranio contendrá. Es por eso por lo que nos encontramos en los yacimientos arqueológicos gran cantidad de Uranio.

Se utiliza de muchas maneras, pero sobre todo para medir la edad de costras estalagmíticas, huesos, conchas o pinturas y grabados paleolíticos.

Termoluminiscencia

La termoluminiscencia nos permite averiguar el momento en el que una muestra mineral ha sido calentada por última vez hasta una temperatura de 500 ºC. Por ello, este método es importante para la datación de las cerámicas a partir del Neolítico.

Hidratación de la obsidiana (sílex vítreo volcánico)

Por último, y no menos importante, el método de la hidratación de la obsidiana nos ha permitido establecer cronologías a partir del PPNB, en Anatolia y Palestina (8.300 a.C.), culturas anteriores al Neolítico y que, por un proceso de emigración se han ido extendiendo a otros territorios llevándose consigo esa obsidiana. De esta manera se puede datar el tiempo que han necesitado las diferentes culturas en emigrar y conquistar otros territorios.

La obsidiana absorbe el agua, creado así una capa sobre la superficie. El grosor y la medida del ritmo de la hidratación son las que posibilitan la datación del acontecimiento arqueológico.

 

COMIENZO
SIGUIENTE CAPÍTULO: Periodización en la Prehistoria

Artículos relacionados

¿Es la Arqueología una ciencia?

¿Es la Arqueología una ciencia?

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *