Los orígenes de la humanidad moderna. Los inicios del Paleolítico Superior

Los orígenes de la humanidad moderna. Los inicios del Paleolítico Superior


CAPÍTULO ANTERIOR: Los últimos neandertales y las industrias de transición hacia el Paleolítico Superior
SIGUIENTE CAPÍTULO: Las sociedades cazadoras-recolectoras durante el Pleniglaciar  

 

Cómo ya comenté en el capítulo anterior, hay evidencias de interacción entre los neandertales y el homo sapiens. Pero ahora las preguntas que se nos presentan en este capítulo son, de dónde privienen los homo sapiens, cómo se expandieron o cómo vivieron.

Su origen lo podemos buscar mediante la explicación de dos modelos:

  • El primero de ellos es llamado como modelo multirregional. Los defensores de este modelo se apoyan en la base de que nuestra evolución, la evolución del ser humano, comenzó hace 2 MA cuando se producen las primeras migraciones desde África. Estos grupos evolucionarán de forma independiente y continuada en diferentes sitios a la vez compartiendo y manteniendo una unidad biológica.
  • El segundo de ellos, por el contrario que el modelo multirregional, es denominado como modelo monogenista. Es decir, que nuestra especie desciende de una especie única originada en África y que con el paso del tiempo migrará a otros continentes, extendiéndose y, por medio de la adaptación a los diferentes climas, surgirán las diferentes especies y su consiguiente regionalización y especialización cultural.

Aunque aún no se ha llegado a concretar cuál es el origen exacto del homo sapiens, sí que contamos con restos arqueológicos que nos hablan de unas primeras evidencias hace 195.000 años en Etiopía, y más exactamente, en el yacimiento de Omo Kibish o, más adelante, en el yacimiento de Hirhoud, en Marruecos. Gracias a estos restos, sabemos que se fue colonizando tanto el sur como el norte de África y, que la llegada al Próximo Oriente se produce hace 100.000 años, donde convivirán con los neandertales.

A partir de ahí, seguirá hacia Asia y la isla de Java, conviviendo con el homo floresiensis y el homo erectus. 

Quizá te interese este artículo: el Paleolítico Inferior y la colonización extensa del continente Europeo para repasar cómo llegó el homo erectus al continente asiático o los orígenes del poblamiento en Eurasia para saber cómo se produjo la colonización de nuevos continentes.

 

Desde la isla de Java, gracias a medios de navegación, llegará, a través del Estrecho de Bering, y gracias a un punto máximo de glaciación, a territorio americano hace 15.000 años

Imagen sacada de WIKIPEDIA. Web: https://es.wikipedia.org/wiki/Origen_de_los_humanos_modernos

También me gustaría recordar que la evolución física del homo sapiens fue diferente a la de los neandertales debido a las diferentes características climáticas en Europa y África. África es un continente mucho más cálido y por ello las características fisiológicas y anatómicas del homo sapiens evolucionaron en otra dirección a las características más robustas de los neandertales.

La capacidad craneal del homo sapiens es superior a los 1.300 cm3. Tiene una bóveda craneal alta y redondeada al igual que una frente vertical. Le caracteriza además la ausencia de torus supraorbital y la presencia de una barbilla. Por último, sus piernas y sus brazos eran más largos y gráciles, permitiéndole recorrer largas travesías.

Imagen sacada de: https://www.pinterest.es/pin/442197257143161974/

Ahora bien, respondiendo a la pregunta de cuándo llegó al continente europeo, podemos decir que esta incursión por el homo sapiens fue posible hace unos 40.000 años y más exactamente, según Jean-Jacques Hublin, data hace 46.000 años (Hublin et al 2020)  en el yacimiento de Bacho Kiro, en Bulgaría y no llegarán al oeste europeo hasta hace 37.000 años.

Este homo, es denominado como hombre de Cromañón, que no será ni más ni menos que el sinónimo de homo sapiens en Europa durante el Paleolítico Superior. Este nombre proviene del yacimiento francés Cro-Magnon, lugar en el que fueron hallados en 1.869 los primeros fósiles de este homo, y que a su vez obtuvo el nombre de dos palabras francesas, creux (caverna) y magne (grande). Es por eso por lo que podemos llamar al hombre de Cromañón también, hombre de las cavernas.

Una vez explicado el proceso de migración y sus modelos, al igual que sus características anatómicas, es interesante poder compararlo con el clima que hubo en Europa ya que eso influyó tanto en los modos de subsistencia, como en la tecnología lítica o incluso en los aspectos simbólicos y el arte que practicó.

 

Clima

 

Nos encontramos en el paso de una fase integlaciar llamada Würm III a una fase glaciar  que caracterizará el período comprendido entre el 30.000 y el 20.000 BP . Se produce un enfriamiento climático denominado como Würm III que da lugar a un crecimiento de los casquetes glaciares al igual que una bajada del mar de unos 100 metros que a su vez, posibilitó la unión de Europa, Asia e Inglaterra.

Imagen sacada de https://blogtanico.com/2017/09/16/europa-hace-40-000-anos-winter-is-comming/

Entre los animales predominantes se encontraba el mamut lanudo, el hervíboro más grande, el león de las cavernas o el rinoceronte lanudo.

 

Subsistencia

 

Estos homo contaban con dos formas distintas de hábitat. Las cuevas eran habitadas solamente en la entrada y hasta donde llegase el sol, utilizando el interior para diferentes rituales, arte y magia. Los yacimientos al aire libre estaban situados normalmente cerca de los ríos constituídos por cabañas y tiendas con estructuras de madera y pieles, siendo éstos, yacimientos estacionarios más duraderos que las cuevas.

Pero lo curioso es, que tanto en las cuevas como los yacimientos al aire libre, el hábitat estaba dividido en zonas, o habitaciones si queremos compararlo con la actualidad. Tenían una zona de talla para fabricar sus instrumentos, una zona de reposo donde seguramente descansaban o dormían, zonas de descuartizamiento de animales, zonas de rituales y basureros.

La caza se convierte en la actividad más común dando lugar a una especialización. Esa especialización era necesaria ya que, como hemos visto, los animales a cazar eran muy grandes y peligros. Se centraban en diferentes tipos de especies y dentro de éstas, en los géneros o edades. Del mismo modo, se reunían en grupos de caza y conocían tanto la tecnología de conservación como la de almacenamiento.

Junto a la caza, se comienza a explorar y explotar la costa y sus diferentes recursos como pueden ser conchas, animales o diferentes algas.

Se produce un aumento demográfico gracias a la unión de diferentes grupos unos con otros, formando incluso una especie de asociaciones familiares, alianzas e intercambio tanto de bienes como de mujeres.

Todo ello unido por el uso de un lenguaje más complicado y elaborado que el de los neandertales.

 

Tecnología y arte: la industria Auriñaciense

 

Con el homo sapiens se comienza a desarrollar la talla laminar con la fabricación de útiles e instrumentos cada vez más pequeños, ligeros y especializados. Se produce una gran cantidad de puntas y hojas con retoque y proyectiles elaborados de asta, marfil o madera.

Hubo además un gran avance  en el tratamiento térmico de las rocas naturales, al igual que un avance en las técnicas de caza y pesca.

Algo novedoso fue la fabricación y creación de pequeñas figuras de barro cocido gracias a la evolución de los hogares para soportar las grandes temperaturas.

La industria predominante en gran parte del continente europeo es llamada como Auriñaciense y, gracias a los diferentes restos arqueológicos repartidos por los diferentes yacimientos podemos hablar bien de una colonización rápida, o bien de un desarrollo de esta industria en varios lugares de Europa al mismo tiempo y de forma autónoma.

Son interesantes y de gran interés los yacimientos que se encuentran en cuevas y abrigos como es el caso del yacimiento de El Castillo en Cantabria o La Ferrassie en Francia. Del mismo modo, nos encontramos yacimientos al aire libre en Europa Central y Oriental como es el caso de Willendor I en el valle del Danubio y Mitoc-Mallu Galben en Rumania. Las evidencias más antiguas en el continente europeo se encuentran en Bacho Kiro, Bulgaria y datan hace 43.000 años.

También encontramos evidencias más antiguas, de hace 44.000 años, en el Próximo Oriente como es el caso de Ksar Akil en el Líbano.

De este modo podemos ver la rápida colonización del continente europeo cuando la comparamos con el yacimiento de L`Arbreda, en Cataluña, datado hace 39.000 años. Es decir que en unos 5.000 años consiguieron conquistar y colonizar, desde el continente asiático y hasta la península Ibérica, toda Europa.

Ambos mapas son sacados de la página web de PALEOANTROPOLOGIAHOY – http://paleoantropologiahoy.blogspot.com/2014/11/aurinaciense.html

Mapa 1 – este mapa nos muestra una primera extensión geográfica del Protoauriáciense.

Mapa 2 – en cuanto a este mapa, se ve a lo largo de las diferentes etapas del Auriñaciense al igual que las indsutrias de transición como el Chatelperroniense que vimos en el capítulo anterior, la expansión y colonización de todo el continente al paso del tiempo. 


Como vemos en el mapa, la evolución de la industria hizo que ésta pudiera dividirse en diferentes etapas: Auriñaciense arcaico (o Protoauriñaciense), Auriñaciense I (o antiguo), Auriñaciense típico, y Auriñaciense evolucionado produciéndose esa especialización, dejando atrás la industria Chatelperroniense y evolucionando hacia las nuevas industrias del Pleniglaciar, el <gravetiense y el Solutrense que veremos en el siguiente capítulo.

Imagen 1 – imagen sacada del blog de CERCA DE ELLA PODEMOS VER. Web – http://cercadeella.blogspot.com/2012/06/principales-culturas-del-paleolitico.html

Imagen 2 – materiales característicos del Auriñaciense. 1) hoja auriñaciense; 2) raspador sobre hoja auriñaciense estrangulada; 3) azagaya de base hendida; 4) azagaya de base circular; 5) Hojita Dufour; 6) buril; 7) raspador aquillado. 

Imagen 3 – Arte mueble centroeuropeo del yacimiento de Malta según B. Klima. 

Imagen 4 – Principales elementos industriales de la cultura Auriñaciense: 1-4) Hojas auriñacienses; 5-6) raspadores en hocico; 7)raspador carenado; 8-11) buriles; 12) Punta de Font-Yves; 13-14) hojitas Dufour; 15-20) Azagayas. 


De este modo, y resumiendo los principales instrumentos que nos vamos encontrando durante este período podemos nombrar los siguientes fósiles directores:

  • Hojas auriñacienses: son láminas escamosas alargadas y retocadas en uno o ambos bordes.
  • Raspadores: siguen los raspadores carenados o en hocico de otras épocas y aparece un nuevo tipo de raspador, raspadores en hombrera.
  • Buriles son fabricados por una técnica con el mismo nombre llamada técnica del golpe buril. Es decir, se obtiene mediante un golpe en la lámina que hace que salte una lasca dejando una arista de borde corto. Los buriles podían ser de diferente tipo según el golpe: buriles diedros rectos, buriles de ángulo, buriles con golpe transversal o buriles sobre truncadura en la parte distal.
  • Perforadores sobre hoja mediante retoque lateral.
  • Hojitas de dorso llamadas como hojitas Dufour.
  • Además ya comienza a ser abundante la industria de útiles óseos como azagayas de base hendida, apuntadas, punzones o incluso alisadores.

En cuanto al arte, podemos datar los objetos más antiguos en los yacimientos alemanes de Fogelherd y Geissenklösterle. Me estoy refiriendo a esculturas de animales de marfil y a distintas esculturas antropomorfas.

En el yacimiento francés La Ferrassie fueron además documentadas diferentes piedras con signos grabados, al igual que objetos de adorno como por ejemplo colgantes de conchas.

 

Aspectos simbólicos

 

Hay diferentes teorías sobre el origen del simbolismo. Algunos apoyan la teoría de que los neandertales fueron los primeros en crearlo, y otros por el contrario, que lo creó el homo sapiens.

Lo que sí que sabemos con certeza es la elaboración de diferentes colgantes a partir de materias primas como es el hueso, el asta, el marfil o las conchas. A comienzos del Paleolítico Superior se documentaron tanto conchas atlánticas como mediterráneas a más de 600 km de la costa, lo que nos habla de la existencia de unidades culturales y una cierta complejidad social y el hecho de que hay una razón por la que transportaban esos materiales hasta tanta distancia.

Se habla de status social y relaciones de parentesco gracias a la información procedente de los numerosos enterramientos donde se encontraron numerosos ajuares o animales colocados como ajuar. Esto nos puede llegar a demostrar la existencia de una religión o la creencia de que existe algo detrás de la muerte.

Se produce una gran explosión artística donde se desarrolla tanto el arte inmueble, como esculturillas, como el arte parietal con pinturas, relieves y grabados. Se trata de un arte tanto esquemático como realista relacionado seguramente con un tributo a los espíritus ofrecido por la naturaleza.

En el interior de las cuevas los chamanes celebraban rituales conectando el mundo real con el mundo de los espíritus.

En cuanto a la vestimenta, se demuestran técnicas avanzadas gracias a evidencias arqueológicas de agujas en hueso.

 


CAPÍTULO ANTERIOR: Los últimos neandertales y las industrias de transición hacia el Paleolítico Superior
SIGUIENTE CAPÍTULO: Las sociedades cazadoras-recolectoras durante el Pleniglaciar 

 

Artículos relacionados

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico impreso o mediterráneo

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico impreso o mediterráneo

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico LBK o la cultura de la cerámica de bandas

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico LBK o la cultura de la cerámica de bandas

La aparición del Neolítico en Europa. La neolitización de los Balcanes

La aparición del Neolítico en Europa. La neolitización de los Balcanes

El Neolítico en el Próximo Oriente. El Neolítico cerámico

El Neolítico en el Próximo Oriente. El Neolítico cerámico

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *