Los grupos sociales del Tardiglaciar. La cultura Magdaleniense

Los grupos sociales del Tardiglaciar. La cultura Magdaleniense

CAPÍTULO ANTERIOR: Las sociedades cazadoras-recolectoras durante el Pleniglaciar
SIGUIENTE CAPÍTULO: Transformaciones medioambientales y culturales en la transición al Posglaciar

 

Aspectos generales

 

La cultura Magdaleniense caracteriza a Europa entre el 16.000 y el 12.000 BP.

Estamos hablando de grupos recolectores, poseedores de una unidad desde el punto de vista artístico, tecnológico y probablemente socioeconómico.

Muchos lo han llegado a denominar como la primera civilización europea gracias a un progresivo y constante aumento demográfico que llegó a extender al género sapiens por todo el continente.

De © Sémhur / Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=8383100

Nos encontramos con una especialización de la caza. En la Europa occidental, en los yacimientos cercanos a montañas se cazaba la cabra y a pie de montaña el ciervo, entre otros. En el centro europeo se dedicaban a la caza del reno y en el este, por ser zonas más frías, a la caza del mamut.

Además, este es el período en el que se comienza a partir del 16.000 BP a domesticar al perro.

La recolección y la pesca continuan en yacimientos cercanos al mar. Entre ellos, podemos encontrar erizos, conchas, cangrejos, moluscos, aves marinas, etc.

En el arte existen evidencias tanto de arte parietal como mobiliar. Los temas a destacar son, por un lado siguiendo la tradición de culturas anteriores, representaciones de animales y humanos. Por otro lado, comienzan a aparecer obras abstractas.

Por último, en la industria se llega a perfeccionar la talla laminar y la miniatura de los útiles con su consiguiente desarrollo de microlitos geométricos como por ejemplo triángulos.

En cuando a la industria ósea, se trabaja el asta de ciervos y el reno con la técnica del ranurado.

 

El Magdaleniense en Europa Occidental

 

El Magdaleniense será la cultura que predominará en toda Europa dando lugar a, como dije anteriormente, a una posible primera civilización europea gracias a un fuerte aumento demográfico consiguiendo expandirse por todo el territorio.

Según van pasando los años, podemos dividir al Magdaleniense, junto con sus fósiles directores y evidencias arqueológicas, en tres etapas.

 

El Magdaleniense Inferior (16.000-14.500 BP)

Imagen 1 – Corchon, Mª Soledad. (2009). El Magdaleniense con triángulos de Las Caldas (Asturias, España): Nuevos datos para la definición del Magdaleniense inferior Cantábrico. Zephyrus: Revista de prehistoria y arqueología, ISSN 0514-7336, Nº 46, 1994, pag. 87. Descripción: Las Caldas: n. XI (1), XII (7-10), XII inferior (2, 5, 6, 11) y XIII (3, 4). Raspadores: grueso sobre lasca (1), en extremo de
hojas retocadas (4, 3 ojival, 2 buril). Perforador (5), denticulado (6) y retoques continuos en hojas (11,8 buril). Buriles sobre truncadura (10, 11
tipo Noailes) y múltiple mixto (7).

Imagen 2 – Corchon, Mª Soledad. (2009). El Magdaleniense con triángulos de Las Caldas (Asturias, España): Nuevos datos para la definición del Magdaleniense inferior Cantábrico. Zephyrus: Revista de prehistoria y arqueología, ISSN 0514-7336, Nº 46, 1994, pags. 89. Descripción: Las Caldas: n. XI (1,2), XII (4-7), XII inferior (3, 5) y XIII (6). Azagayas monobiseladas (2 quemada; 3 punta espatulada),
acanaladas (7, 6 incipientes en tres lados) y varilla de sección poligonal incisa (4) en asta. Espátula finamente pulida (5) en hueso.

Imagen 3 -Corchon, Mª Soledad. (2009). El Magdaleniense con triángulos de Las Caldas (Asturias, España): Nuevos datos para la definición del Magdaleniense inferior Cantábrico. Zephyrus: Revista de prehistoria y arqueología, ISSN 0514-7336, Nº 46, 1994, pag. 81. Descripción: Armaduras geométricas y otros microlttos del nivel XII de las Caldas; parte superior (arriba) y base de nivel (abajo).

Imagen 4 – sacada de http://art.lostonsite.com/67021046-004/


Como podemos ver en la imagen 3, predomina la talla laminar. Destacan los triangulos escalenos con retoque en uno de sus bordes para poder ser insertados, al igual que las hojitas de dorso, en vástagos de madera, azagayas acanaladas o varillas plano-convexas.

Se produce una generalización del propulsor que permite una mejora en la práctica de la caza al igual que un avance en la fabricación de azagayas entre las que podemos encontrar fabricadas con acanaladuras anchas o cortas con bisel rematado en lengüeta.

Uno de los fósiles directores por excelencia que sólo nos encontramos en el Magdaleniense Inferior es la llamada navette. Son piezas en asta con hendiduras en los dos extremos.

En el arte existen representaciones de caza con animales como bisontes (el ejemplo más conocido de la península Ibérica es Altamira) o plaquetas con representaciones tanto femeninas como masculinas naturalistas.

 

El Magdaleniense Medio (14.500-13.500 BP)

 

Imagen 1 – Álvarez-Alonso, David (2014). El final del Paleolítico superior: El Magdaleniense en Asturias.Descripción: Industria osea del Magdaleniense Medio, Las Caldas. Web: https://www.researchgate.net/figure/Figura-3-Industria-osea-del-Magdaleniense-medio-de-Las-Caldas-VIII-IX-CORCHON-1995c_fig3_277953069

Imagen 2 – imagen sacada de PREHISTORIAALDIA

Imagen 3 – Rodríguez, S.C., & Vilá, O. (2008). Los rodetes del Magdaleniense Medio cántabro-pirenaico: análisis tecnológico y nuevas evidencias de la Cueva de Las Caldas (Asturias, España). Descripción: Rodete de Las Aguas de Novales (a partir de De las Heras et al., 2008, modificado). 

Imagen 4 – Lucas, Claire (2004). Tipo-cronología de las composiciones geométricas magdalenienses del Pirineo norte-occidental. Descripción: otros ejemplos de composiciones geométricas típicas del Magdaleniense medio « clásico ». Piezas de Isturitz (nº 1-8, 11, 13), Duruthy (nº 12, 14) y Saint-Michel (nº 9-10). Dibujos: Mascaraux 1910 (nº 9-10), Saint-Périer 1930 (nº 11, 13), Saint-Périer 1936 (nº 3-5), Arambourou 1986 (nº 12) y C. Lucas (nº 1-2, 6-8, 14). Web: https://www.researchgate.net/figure/Figura-4-Otros-ejemplos-de-composiciones-geometricas-tipicas-del-Magdaleniense-medio_fig3_320076799


Como vemos se aprecia se produce un aumento en la producción de la industria ósea. De este modo recalcamos la abundancia de azagayas ahorquilladas, protoarpones, rodetes (discos óseos planos fabricandos de escápulas, en el centro perforadas y con grabaciones esquemáticas, abstractas y zoomorfas) perforados, bastones perforados sobre asta con perforación en zona proximal, propulsores decorados y varillas plano-convexas con diferentes decoraciones.

Entre los yacimientos más estudiados y conocidos destacamos la galería inferior de La Gama, Las Caldas e Isturitz.

 

El Magdaleniense Superior (13.500-12.000 BP)

 

Imagen 1- Industria ósea del Magdaleniense Final – arpones

Imagen 2 – Principales elementos industriales de la cultura Magdaleniense. 

Imagen 3 – imagen sacada de LOST ON ART


En el Magdaleniense Superior volvemos a encontrarnos una significativa y elaborada industria lítica entre la que encontramos buriles picos de loro (sobre truncadura convexa), puntas de Tayjak (puntas pedunculadas), puntas de muesca magdalenienses, punta de Laugene-Basse (con retoque inverso en un lado), un gran número de microlitos y hojitas de dorso.

La industria ósea también se reconoce de forma muy llamativa ya que, estamos hablando de arpones de dos hileras de dientes (ganchos muy destacados fabricados en asta), flechitas o incluso tridentes.

Se aprecia además una decadencia del arte mueble y parietal. En el poco arte encontrado solamente se aprecian motivos escasos y sólo de forma esquemática y simple.

 

El Magdaleniense en Europa Central

 

Gracias a la conservación de cenizas y piedra pómez por la explotación de un volcán en el Tardiglaciar, se han documentado cabañas de alrededor de los 7 metros de diámetro en los que encontramos un interior pavimentado con placas de pizarra y decoradas con animales.

Además hay evidencias de la existencia de fosas para la preparación y almacenamiento de los alimentos, al igual que cantos de cuarzo que se utilizaban para calentar el agua.

En el arte encontramos placas de pizarra esculpidas con diferentes motivos animales y representaciones humanas naturalistas femeninas de perfil, sus manos, pies, etc.

En los yacimientos que se encuentran más en el sureste se han encontrado colgantes que demuestran que hubo contacto con otros grupos humanos y territorios.

 

El Magdaleniense en la Europa Oriental

 

Entre el 14.000 y el 13.000 BP existía en el este de Europa también una cultura pero que, debido a las diferentes condiciones climáticas, evolucionó en una dirección diferente en cuanto a subsistencia y hábitat conocida hoy en día como la cultura Mezin-Meziric.

Predominaba la caza del mamut, puesto que era el animal por excelencia de las zonas frías europeas y los lugares de hábitat se encontraban cerca de los ríos, para no tener que caminar largas distancias en busca de recursos. De hecho, estos hábitats también eran de hueso de mamut por su gran resistencia y tamaño, medían unos 7 metros de diámetro y el hogar se situaba en el centro, escarbado en el suelo.

Todo ello nos confirma que ya no eran nómadas.

El arte también estaba ligado al mamut. Es decir, los huesos los utilizaban también para decorarlos. También aparecen adornos tanto de marfil como de ámbar, al igual que representaciones femeninas en marfil que muestran una vez más ese contacto con otras especies.

 

CAPÍTULO ANTERIOR: Las sociedades cazadoras-recolectoras durante el Pleniglaciar
SIGUIENTE CAPÍTULO: Transformaciones medioambientales y culturales en la transición al Posglaciar 

 

Artículos relacionados

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico impreso o mediterráneo

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico impreso o mediterráneo

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico LBK o la cultura de la cerámica de bandas

La aparición del Neolítico en Europa. El Neolítico LBK o la cultura de la cerámica de bandas

La aparición del Neolítico en Europa. La neolitización de los Balcanes

La aparición del Neolítico en Europa. La neolitización de los Balcanes

El Neolítico en el Próximo Oriente. El Neolítico cerámico

El Neolítico en el Próximo Oriente. El Neolítico cerámico

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *