Una vez que conocéis cómo funciona un Ausbildung en Alemania, me gustaría explicaros mi propia experiencia en uno paso a paso.

Si aún no habéis leído el post anterior, os lo dejo por aquí.

Sin ir mucho más lejos me gustaría retroceder al 13 de junio del 2016. Ese día, un grupo de españoles aterrizamos en el aeropuerto de la ciudad de Hamburgo. Éramos un grupo bastante grande pero que por cuestiones de la vida y decisiones personales algunos fueron yéndose, y otros añadiéndose.

Después de dos días ajetreados entre papeleo e instalación en la residencia, el 15 de junio del 2016 tuve mi primera cita en el hotel en el que iba a pasar los próximos tres años. La jefa de personal y una chica española (llevaba un año de estudios ya) como traductora, me dieron la bienvenida y me explicaron en qué consistirían mis próximas 4 semanas. Estas 4 semanas eran el período de prueba que tenía que pasar.

La jefa de personal me lo dividió de la siguiente manera: las dos primeras semanas las pasaría en el departamento de pisos, y las dos últimas en el departamento de restauración en la sección de desayunos.

El 15 de julio, cuando nos volvimos a reunir, llegamos por ambas partes a la conclusión de que ese sería mi lugar de trabajo y estudio durante los próximos años. Firmé mi contrato y después tuve dos semanas de vacaciones (que utilizaría para conocer mejor la ciudad donde comenzaría mi nueva etapa), ya que en Alemania los Ausbildung comienzan o el 1 de agosto o el 1 de febrero.

Comienzo del Ausbildung y mi primer año

 

El 1 de agosto comencé oficialmente mi Ausbildung como Hotelfachfrau (que traducido al español sería especialista en hotelería y gastronomía) en el hotel Arcotel Rubin, cerca de la Hauptbahnhof, o estación central. La jefa de personal y el jefe de cocina de mi hotel nos dieron la bienvenida a los estudiantes nuevos. Ellos dos serían los encargados de organizarnos los próximos 3 años y controlar que todo este bien. Es decir, eran nuestros Ausbilder. Además conocimos a los demás estudiantes del hotel y ahí, tuve la suerte de conocer a dos españoles que ya llevaban un año estudiando en ese hotel: una chica que hacía lo mismo que iba a hacer yo, y un chico que estaba haciendo la formación de cocinero.

La verdad, es que el primer año se hizo muy cuesta arriba. No solo porque es una cultura completamente nueva, una ciudad nueva o, absolutamente todo nuevo. No, no. Era por el idioma. Yo llegué a Hamburgo con un alemán de 4 meses de un curso intensivo que tuve que hacer en Madrid, y por eso avanzar en el trabajo se hacía muy duro. No entendía muchas de las veces lo que me pedían o me era complicado establecer algún tipo de relación con el cliente. Y no solo en el trabajo, en la escuela era casi imposible poder entender lo que explicaba el profesor, porque lógicamente, todo era en alemán. Socorro.

Aquí tengo que explicar cómo estaban divididos mis bloques de escuela. Yo tuve 6 bloques, 2 por año y por tanto, uno por semestre. Mi semestre se dividía de la siguiente manera: mes y medio lo estudiaba (eran siempre 6 semanas de escuela) y 3 meses y medio los trabajaba (horario normal de 40 horas semanales con dos días de descanso).

En la parte práctica, en el hotel, empecé en los departamentos de pisos, de restauración (desayunos) y banquetes y eventos (sobre todo por las mañanas).

En el departamento de pisos aprendí no solo a limpiar habitaciones (que también), sino cómo se administra el departamento, cómo hay que chequear una habitación, cómo se controla el minibar, etc. Tengo que decir que es un departamento muy complicado y que no a todo el mundo le gusta. Es entendible. Pero en cierto sentido, este departamento me ha ayudado también no sólo a conocer las habitaciones y el hotel a la perfección (básicamente porque lo limpié entero de arriba abajo y porque toda esa información es importante cuando me tocó estudiar la recepción), sino que también lo llevé a mi vida privada. Ahora limpio el baño de mi casa o hago la cama mucho más rápido, o me fijo en cosas que antes ni me fijaba como por ejemplo los productos que utilizo para limpiar. Son ejemplos tontos pero creedme, la diferencia se nota.

En el departamento de restauración pasé una larga temporada en la sección de desayunos. Aquí montaba el buffet, servía especialidades de cafés a los clientes, recogía, etc. Aprendí cómo funcionan los desayunos y la coordinación que hace falta para que salga todo bien, tanto por parte del personal de sala como por parte de los cocineros. Además aquí es cuando me empecé a soltar con el idioma porque los clientes siempre quieren algo (que raro), y les tienes que contestar también algo (hehehehe). Además, el turno normalmente era de 6:30 a 15:30, por lo que también tocaba servir el buffet a la hora de comer (te recomiendo leer mi post sobre mi experiencia en la gastronomía) para todos los seminarios que teníamos y que tenían pensión completa, además de preparar todo para el día siguiente.

Por último, el departamento de banquetes y eventos. Aquí trabajé sobre todo en el turno de mañana, porque aún no confiaban mucho en mí para dejarme sola por las tardes montando salas. Asi que aquí aprendí cómo llevar seminarios, sus pausas del café, organización de las bebidas y de toda la tecnología que necesitaban como proyectores, todo tipo de cables, altavoces, etc.

En la parte de la escuela fueron los dos bloques más difíciles que tuve. Sobre todo por el idioma. Era todo 100% en alemán: exposiciones, trabajos, exámenes, apuntes, explicaciones del profesor. Y eso nos hizo a todos polvo. No sabíamos por donde cogerlo y algunos de nosotros suspendimos algunas asignaturas. Pero en el segundo bloque ya sabíamos más o menos como funcionaba todo, las clases, los profesores, qué compañeros de clase te ayudaban y cuales no (algo por cierto muy importante), en qué te tenías que fijar para poder aprobar los exámenes, etc. y eso hizo que la cuesta empiece a ascender. ya no lo veíamos todo tan negativo, sino que ya íbamos dándonos cuenta de que era posible aprobar y llevar la escuela de una manera aceptable.

Aquí os dejo un esquema de las asignaturas que tuve en mis dos primeros años:

  • Primer año
    1. Restauración: nos entraban temas como café, té, higiene, quesos/leche, embutido, formas alternativas de alimentación (veganismo, vegetarianismo, etc.), bebidas y formas de desayuno.
    2. Contabilidad mercantil o logísitica: aquí hay que añadir matemáticas aplicadas a la gastronomía ademñas de tener que aprender todo el tema logístico del hotel, proveedores, etc.
    3. Inglés: básicamente nos concentrábamos en un inglés aplicado a la gastronomía, por lo que había mucho vocabulario relacionado con ello y muchos juegos de rol en inglés para diferentes situaciones en el hotel.
    4. Lenguaje y comunicación: aquí aprendíamos a cómo hablar en público, cómo escribir, cómo exponer, etc. Esto para los alemanes es muy importante. Y destaco el MUY porque lo llegué a comparar con las exposiciones que yo hacía en la escuela e incluso en la Universidad en España y no tiene ni punto de comparación la profesionalidad a la que llegaban mis compañeros para sus exposiciones. Sólo os digo que se sabían el tema perfectamente, estaban coordinados con sus compañeros de grupo perfectamente y es que además, venían trajeados.
    5. Economía/leyes y Sociedad. En el primer bloque aprendimos en qué consistía un Ausbildung y todo lo que ello significaba, además de las leyes del menor dentro del trabajo porque como ya os conté, un Ausbildung puede comenzarse con 16 años y para ello hay unas leyes específicas que la empresa tiene que seguir.
    6. Prácticas: en la práctica nos enseñaban protocolo y cuando tocaba cocina, cocinábamos menús muy ricos que decidía el profesor y que luego encima podíamos comernos. La verdad es que esta parte nos gustaba a todos. Pero seguramente os preguntaréis el porqué existe una asignatura de prácticas en la escuela, si se supone que la práctica la tenéis en vuestra empresa. Pues muy sencillo. Aquí aprendemos TODO LO QUE no te da tiempo de practicar en el hotel, o porque ese departamento no lo tienes (por ejemplo no todo el mundo da bodas en sus hoteles y no todos los hoteles son resorts), o porque quieres repasarlo.

Lo más divertido de las prácticas era que siempre teníamos problemas con las formas de las servilletas, ya que en el examen final te piden un mínimo de 4 formas diferentes. Asi que ahí tuvimos que aprendernos un par de memoria.

  • Segundo año
    1. Restauración: este fue un bloque muy muy muy grande sobre el tema de los vinos. Aprendimos a catarlos, el proceso de producción, viñedos, tipos de uva, vinos más conocidos, etc. Además, en este bloque nos tocó también estudiar postres, sopas, procesos de preparación, entrantes y pescados.
    2. Contabilidad mercantil o logística
    3. Inglés
    4. Lenguaje y comunicación
    5. Economía/leyes y Sociedad. En el segundo bloque estudiamos la política tarifaria. Aquí en Alemania es muy importante que todo estudiante y trabajador conozca sus derechos y deberes y por eso se estudie todo el proceso de las huelgas y los sindicatos.
    6. Prácticas

En el tema de los vinos tuvimos que organizar un evento de vinos para nuestros invitados (otras clases de la escuela de gastronomía y hotelería). Cada equipo estaba formado por 4 personas, de las cuales 2 estaban en cocina y dos presentando el vino. Lo interesante era que nuestros invitados no solo probaban vinos, sino que además comían algo que estuviese preparado para que pase bien con ese vino. En nuestro caso fue un muy buen vino blanco alemán llamado Riesling, de la zona de Mosel, y como aperitivo con él preparamos unas tapas con aguacate y salmón.

 

 

 

 

 

 

Además ese año tuvimos nuestro Zwischenprüfung. Traducido al español sería algo así como examen de entremedias, o examen de mitad de la formación. Es un examen que tienen que hacer todos para ver cómo están sobrellevando el Ausbildung y que además, ayuda a saber en qué punto estás y qué necesitas mejorar para poder llegar lo mejor posible al examen final. El examen consiste en una parte teórica y en una parte práctica. En la parte teórica tienes varias preguntas tipo test, alguna a desarrollar, un par de ejercicios de matemáticas y algunos ejercicios de la parte de leyes. En cuanto a la práctica te puede tocar poner una mesa (con protocolo) o te puede tocar cocinar. A mi me tocó por suerte poner la mesa (además incluye un examen oral), porque no estaba muy preparada para las preguntas en el examen oral en la cocina. El que te toque una u otra parte te lo dicen lógicamente en el mismo día, para que no te prepares la parte práctica con el examen oral con antelación. Es importante entonces llevar tanto el uniforme de trabajo de cocina como el de camarero.

Mi segundo año y el Zwischenprüfung

 

El comienzo del segundo año fue un punto de inflexión. Eso es lo que siempre suelen decir cuando transpasas la frontera del año en un país. Conoces mejor sus costumbres, su cultura, su idioma, etc., y es cuando comencé a tener más confianza tanto en el trabajo como en la escuela. En el trabajo ya empezaban a dejarme sola en muchos de los departamentos, ya que cumplía mi trabajo digamos «decentemente» y en la escuela empezaba a levantar la mano y a participar más en clase.

En el trabajo pasé por más departamenos que el primer año, ya que cogí carrerilla y aprendía más rápido. El segundo año estuve en los departamentos de cocina, restauración (restaurante por las noches), recepción, banquetes de tarde y bar. Además, como ya controlaba el departamento de pisos y desayunos, ayudaba cuando se me necesitaba.

En el departamento de cocina básicamente me tocaba servir los desayunos tanto A la carte como buffet. Aprendí cómo funciona una cocina por dentro, que puestos hay, cómo se conservan los alimentos, cómo hay que preparar el siguiente día y el qué, cómo emplatar, preparar la comida para el personal, etc. Era un horario bastante duro porque había que estar en la cocina a las 5 y media de la mañana, ya que los desayunos comenzaban a las 6:30, por lo que me tocaba levantarme a las 4 de la mañana. Pero lo bueno es que te ibas más temprano a casa y podías disfrutar todavía un poco la tarde.

Cuando pasé a trabajar de tardes, me tocó trabajar en el restaurante sirviendo cenas A la Carte, en el departamento de banques y eventos preparaba por la tarde las salas para los seminarios del día siguiente y en el bar servía bebidas y preparaba cócteles.

En el restaurante aprendí todo el protocolo que hay que seguir al servir a un cliente tanto platos, como cava, agua o vinos. Del mismo modo, cuando necesitaba el cliente al final de una cena un digestivo, tenía que recomendarle alguno según sus gustos.

El departamento de banquetes y eventos era uno de los que más me gustaban (por mi TOC) porque aprendí las diferentes formas de colocación de sillas y mesas para seminarios, todo el tema tecnológico (como cableado, pantallas, proyectores, papelógrafo, etc.) y como funciona toda la organización. En cambio en el bar me lo pasaba muy bien porque siempre había un muy buen ambiente, sobre todo cuando había fútbol. Gracias a este departamento me interesó el tema de la coctelería, e incluso llegué a hacer un curso de ello en la escuela.

Por último, la recepción es lo que más me costó aprender. Aquí entra la importancia del departamento de pisos. Gracias a que conocía muy bien ese departamento y las habitaciones que teníamos, era más fácil entender la recepción porque esos dos departamentos trabajan unidos. Al conocer el hotel y haberlo limpiado de arriba abajo, podía venderlo mejor. El segundo año en la recepción tuve los horarios de mañanas (6:30 a 15:00), medio día (9:00 a 17:30) o de tardes (14:30 a 23:00). El horario de noches lo tuve ya en el tercer año.

En cuanto a la escuela, como ya comenté, ese año fue un punto de inflexión que me dio un empujón muy grande. Entendía el 80-90% de la clase de lo que decía el profesor e incluso empecé a levantar más la mano y a participar en clase. Las asignaturas del segundo año fueron bastante parecidas a las del primer bloque, pero lógicamente se estudiaban otras cosas. Por ejemplo en la asignatura de leyes, en el tercer bloque estudiamos en qué consistía el seguro social: cómo funciona, que porcentajes se pagan, que aparece en tu nómina, etc., y en el cuarto bloque se estudian las leyes de protección al menor, pero esta vez a nivel general y no tanto en la empresa. Otras asignaturas se repiten como es inglés, lenguaje y comunicación, economía o logística.

Teníamos además muy a menudo excursiones a hoteles para analizarlos, estudiarlos y sacar después en clase conclusiones. Siempre teníamos que ir trajeados porque eran visitas oficiales, que nos hacía normalmente alguien de ventas o recursos humanos y solían siempre ser hoteles de al menos 4 estrellas superior.

En el tercer bloque tuvimos una nueva asignatura que es la de «Alojamiento y logística hotelera«. Esta asignatura fue realmente complicada para muchos de nosotros ya que el tema principal en este bloque era el departamento de pisos. Aquí estudiamos desde los productos de limpieza que hay que utilizar para cada tipo de superficie, pasando por los suelos, cortinas, estilo, limpieza del hotel y terminando por nuestro tema favorito, los colchones, lo más importante de todo el hotel. ¿Y porqué? Pues muy sencillo: si el cliente duerme mal en tu hotel porque el colchón no es cómodo, no vuelve. La parte divertida de todo esto fue que tuvimos que hacer un proyecto, con su consiguiente exposición por supuesto, de una habitación que tuvimos que diseñar desde 0 nosotros mismos: buscar materiales, diseño, colocación, un grupo de personas (no es lo mismo un hotel turístico, que familiar o empresarial) y es que además, el profesor nos dejó irnos un día entero a diferentes tiendas de muebles (pongamos como ejemplo Ikea) para coger ideas para nuestra habitación (con baño incluído) y hacer incluso fotos. Asi que como veís, la profesionalidad es parte del todo.

En cuanto al cuarto bloque, el gran tema era el de eventos y el de espirituosos (alcohoool). Ahí estudiamos absolutamente todo lo relacionado con eventos, seminarios, banquetes, etc., y además, tuvimos que organizar toda la clase, desde cero, un evento para nuestros familiares, pasando por el tema económico y logístico, menú, cocina, organización, decoración, espectáculo, tema de la fiesta, cóctel de bienvenida, ropa del personal, horarios…todo vaya. Ahí si que le dimos caña. Por aquí os dejo un par de fotos de nuestro evento. El tema que elegimos fue el de los 4 elementos:

 

Mi último año y el Abschlussprüfung

El tercer año era definitivo. Aquí todos teníamos que mentalizarnos  de que tendríamos el examen final a la vuelta de la esquina y de que tendríamos que empezar a organizar nuestros apuntes y ponernos a estudiar cuanto antes porque, como ya os imaginaréis, no es lo mismo preparar un examen en vuestro idioma que en uno extranjero. Y encima, un examen que no es solo de una asignatura o de un año como fue el Zwischenprüfüng, sino que era un examen de absolutamente TODO lo que habíamos estudiado durante esos tres años. Ahora os explico con más detalle.

En el trabajo llegué a avanzar tanto, que me hicieron repetir varios departamentos, pero ya a nivel de «jefe» de departamento, por decirlo de algún modo. Ya coordinaba mi propia zona de desayunos, me dejaban sola en el departamento de banquetes, chequeaba habitaciones y llevaba a cabo labores de gobernanta de pisos, llevaba por las noches sola el restaurante o era la que llevaba la organización y tenía que enseñar a otros aprendices o incluso un par de noches me dejaron llevar la parte del bar de coctelería (aunque eso sí, siempre con el jefe de bar al lado). Es decir, ese tercer año ya no era, sentimentalmente, una aprendiz, sino que ya tenía incluso responsabilidades dentro del hotel.

Algo nuevo que haya aprendido el tercer año en mi trabajo fue, por un lado el turno de noches en la recepción. Lo solicité yo misma además, porque me interesaba mucho todo el tema de la preparación del «cierre de día, en alemán Tagesabschluss«, qué listas y cómo las imprimían para el resto de departamentos para el día siguiente o cómo preparaban la información y al hotel en general para el día siguiente. Era de lo poco que me faltaba por aprender para cerrar el círculo.

Pero es que además, el tercer año me nombraron como la «persona de contacto» para todos los estudiantes y aprendices del hotel, además de ser la coordinadora de un evento que montamos (los estudiantes y aprendices) juntos para nuestros familiares. Ahí se me confió todo el tema de la logística, pedidos, coordinación entre restaurante y cocina, coordinación de grupos de personas para realizar tareas, el tema, etc. La verdad es que fue un trabajazo, pero valió la pena. Nuestro evento consistía en una cata de vinos de la casa.

Este año hubo además una «quedada» de todos los estudiantes y aprendices de la cadena hotera en Viena. Nos enseñaron marketing, e incluso hubo una especie de campaña que tuvimos que hacer todos nosotros. Fue una experiencia única ya que había gente muy diferente, de muchas ciudades pero que en cierto sentido, teníamos también muchas cosas en común. Y es que, éramos estudiantes de hotelería, gastronomía y cocina. Siempre había tema de conversación.

Por último, tuve la oportunidad en el trabajo de entrar en departamentos que en teoría no entran dentro del temario de la formación profesional: contabilidad, controlling y recursos humanos. Ahí fue, por decirlo de algún modo, cuando me di cuenta del departamento que realmente me interesaba más para cuando acabase la formación. Es decir, contabilidad. Y que justamentre es mi trabajo actual.

En cuanto a la escuela…que puedo decir, fue el año definitivo, el año de preparación del examen final. En el quinto bloque tuvimos de nuevo muchas de las asignaturas que ya conocéis. En leyes estudiamos las leyes de maternidad y en el sexto bloque las leyes de protección contra el despido como ejemplo. El tema por excelencia aquí fue el tema de márketing.

En el sexto bloque estudiamos temas como: todo lo relacionado con el turismo y eventos de nuestra ciudad, cómo hacer un horario lo mejor posible para nuestros empleados, qué tipos de dirección de hotel existen, todo el tema de la recepción y las reservas…y algo muy concreto fue, que utilizamos las horas de las diferentes asignaturas en preparar el examen final y repasar con la clase temas de otros bloques que tuviésemos más olvidados.

Es decir, tanto el hotel como la escuela, siempre van a intentar enfocar tu formación, primero al aprobado de ese examen final, y segundo, a que al final de la formación sepas qué es lo que quieres hacer. Esto es muy importante porque al repetir tantas veces algunos temas y al hacer tantos ejercicios, al igual que practicarlo la mayoría del tiempo en el hotel, te facilita mucho esa preparación del examen final e incluso para algunos se vuelve un ejercició más.

El examen final se divide en varias partes, y en varios días. En la formación que hice yo el examen fueron 4 días. Otras formaciones solo necesitan 2.

El primer día tuvimos que hacer el examen escrito, el cuál constaba de varias partes: teoria sobre cualquier tema de restauración, ejercicios de verdadero y falso, un diálogo a traducir en inglés, ejercicios de matemáticas, leyes y preguntas cortas sobre márketing, explicación de significados y procesos de logística, proveedores, etc. Te podía tocar CUALQUIER cosa.

El segundo día, tuvimos de nuevo un examen teórico. Pero esta vez nos daban una situación: un evento, una boda, una fiesta, un cumpleaños, un aniversario…todo era posible, y además nos hacían una serie de preguntas que teníamos que responder tales como: qué menú habría, decoración, cuantos invitados, precio, donde iban a dormir, qué es lo que podían hacer en Hamburgo si se quedaban en tu hotel el fin de semana…podía caer CUALQUIER cosa. Y ahí teníamos que darle a la imaginación. PERO. Era MUY importante que nos acordásemos de todo lo que habíamos escrito, ya que nuestro examen oral (que podía ser cualquier día – ellos te enviaban la carta) trataba exactamente sobre ese evento que teníamos que describir.

El tercer día también podía ser cualquiera (nos llegaba una carta con una hora y un lugar). Ese día era el examen práctico en el cual había más de una posibilidad (te podía tocar de nuevo, CUALQUIER COSA). Y es que encima no sabias qué tipo de examen práctico te podía tocar. Primero tenías que hacer un pequeño examen de media hora escrito y luego te decían en que aula te tocaba ir para hacer tu examen práctico:

Te podía tocar poner una mesa para un menú ficticio que te daban ellos (todo con protocolo y donde contaba desde la higiene, hasta la colocación perfecta del tenedor de turno y hasta como caminas-¡TODO!).

Te podía tocar servir a unos clientes (la escuela invitaba a diferentes personas, directores de hoteles, profesores, etc.) donde te tocaba, primero corregir la mesa que puso tu compañero en su examen teórico de por la mañana para otro menú, y segundo, te tocaba servir ese menú (ese menú es el que preparaba además el cocinero que se estaba examinando también de su examen final ese día), con su vino, su agua, sus 4 platos, su café, su todo. Y es que aquí, si hacías el examen bien, uno de los clientes de tu mesa podía ser el relaciones públicas de un hotel y podía incluso darse la situación de que te ofreciesen trabajo para cuando acabes tu formación.

Te podía tocar chequear/controlar una habitación. Esa habitación la hay en la escuela y está construída como si fuera una habitación de hotel normal. Ahí teníamos también muchas de las prácticas durante la escuela. En esta parte te podía tocar de todo: el examinador te podía preguntar que qué hacias si encontrabas un objeto perdido, te podía preguntar de que material era el colchón y porqué el hotel lo eligió, el porqué ese suelo, esas cortinas, cómo chequeas el minibar, de nuevo…¡TODO ES IMPORTANTE!.

Te podía tocar el famoso carrito de los digestivos. Hay una habitación para el examen donde los examinadores se sientan y hacéis un juego de roles, en el que ellos te preguntan que qué tipo de digestivo les recomiendas, qué diferencias hay entre los diferentes licores, de donde viene el cognac…repido, de nuevo…¡TODO! y aquí es donde entra todo el tema del cuarto bloque de los espirituosos.

Te podía tocar un juego de rol en la recepción, y de nuevo, los examinadores hacían de cliente y querían hacer un check-in, un check-out, preguntarte sobre la ciudad de Hamburgo, etc…

Y el cuarto día era el definitivo. Te llegaba también una carta en la que te invitaban «amablemente» a una hora y a un lugar (normalmente un hotel) para proceder al examen oral sobre  el evento que tuviste que planificar en el segundo día por escrito en el examen. Ahí te volvían a hacer todo tipo de preguntas, ya que los examinadores eran tus supuestos clientes, y al final del examen, te decían si has aprobado o no la formación. Este día de examen es también importante porque te devuelven el cuadernillo que has tenido que ir rellenando a lo largo de tooooooda la formación y el cual, el jefe de personal de tu hotel, o encargado de los estudiantes y aprendices, mandó a la Cámara de Comercio para su corrección un par de semanas antes de empezar el examen. Es importante saber esto porque si tu examen final cogea, y no saben si aprobarte o suspenderte, la diferencia entre un suspenso y un aprobado lo marca ese cuadernillo. Los examinadores te hacen al final preguntas sobre él, y luego te dicen si has aprobado o no.

Una vez los examinadores te dan tu nota, si as aprobado, OFICIALMENTE HAS TERMINADO TU AUSBILDUNG. A partir de aquí la decisión queda en tus manos de qué es lo que quieres seguir haciendo. Si has hablado con tu empresa, y han estado contentos con tu rendimiento, seguramente ya unas semanas antes habreís tenido una conversación donde te han ofertado un puesto dentro de la empresa. Si por el contrario has decidido no quedarte, seguramente hayas empezado ya unas semanas antes a buscar trabajo. Otra posibilidad que queda es la de seguir estudiando otro tipo de formaciones. Estas formaciones os las explicaré en otro post.

En mi caso, mi hotel me contrató como la asistente administrativa de contabilidad. Estuve trabajando medio año y luego por cuestiones de la vida se me presentó una oportunidad mejor en otro hotel, que es donde me encuentro ahora.

EL 27 DE JUNIO DEL 2019 dio lugar nuestra graduación, el cierre de una etapa. Una gran etapa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te guste...